Rubén Pintors | Pinta y renueva tu espacio con conciencia
(+34) 656 631 379 info@rubenpintors.com
Rubén Pintors | Pinta y renueva tu espacio con conciencia
(+34) 656 631 379 info@rubenpintors.com

Psicología de los colores

Psicología de los coloresEl conocimiento, las emociones y los efectos que transmiten los colores en nuestra vida es un aprendizaje enriquecedor, divertido y muy práctico ya que si lo aplicamos en nuestros hogares podremos transformarlos y adaptar las diferentes estancias a sus funcionalidades específicas. Si en nuestra casa predominan los colores más adecuados, seguramente estaremos potenciando la creatividad de las personas que lo habitan, contribuyendo al ahorro energético de la misma y proporcionando serenidad, estabilidad y bienestar a sus residentes. Así de relevante es el poder de los colores que nos rodean.

Independientemente del gusto personal, siempre hay unos colores adecuados para cada espacio, en virtud de la actividad que se desarrolle en el mismo. De esta manera, potenciar la creatividad será el principal objetivo de la habitación/estudio de los niños y jóvenes y tendremos que optar por naranjas, verdes o amarillos, tonalidades alegres, cálidas y energéticas que pueden suavizarse escogiendo gamas menos intensas. La serenidad, la estabilidad y el bienestar podrían ser, simplificando, nuestros mejores aliados para el descanso de manera que en el dormitorio, los blancos y los azules, que aportan tranquilidad y calma, serán perfectos. En el salón podemos combinar ambos efectos y escoger contrastes oportunos que nos ayuden a equilibrar los diferentes estados de ánimo.

Tenemos que valorar muchos de los aspectos que a continuación detallamos: la iluminación es determinante y tendrás que tenerla en cuenta a la hora de escoger una u otra gama. Las tonalidades alegres, cálidas y energéticas (naranjas, amarillos, rojos) activan, dinamizan, estimulan y potencian la creatividad, y los colores fríos-azules, verdes, violetas-aportan serenidad, estabilidad y bienestar; las combinaciones monocromáticas son apuestas seguras mientras que las mezclas basadas en el contraste son más arriesgadas porque fomentan actitudes de ruptura y cambio. Los contrastes absolutos surgen de las siguientes combinaciones: verde con rojo, azul con naranja y violeta con amarillo, los blancos y las tonalidades claras dan la sensación de amplitud al espacio y, por tanto, son colores adecuados para estancias reducidas.

COLORES EFICIENTES

Son aquellos que potencian la iluminación natural del espacio, por tanto, generan una sensación positiva a los residentes-y contribuyen a retrasar el encendido del alumbrado eléctrico.

El blanco es el color eficiente por excelencia, el que posee mayor sensibilidad ante la luz, lo que siempre transmite emociones y sensaciones positivas. Es perfecto para viviendas pequeñas o grandes, para inmuebles bien iluminados o con poca luz natural y todo tipo de estilos, ambientaciones o atmósferas. El blanco siempre es un acierto porque simboliza la pureza, la limpieza, la sencillez y la modestia.

Otros colores eficientes, en virtud de la cantidad de luz que reflejen, por tanto, de la luminosidad que aportan a las estancias, son los marfil, el amarillo, el rosa, el beige, el gris claro y el dorado, según la información que difunden algunas agencias medioambientales y asociaciones energéticas.